UN AÑO DESPUÉS

Más de 8000 muertos, innumerables heridos, pueblos incomunicados, familias sin hogar, falta de alimentos… Son sólo algunas de las consecuencias que dejó el seísmo que sacudió Nepal hace justo un año.



Angalala Pradhan, 73 años, agricultor. Vive en una cabaña de madera , plástico y chapa junto a su mujer, Reshem y su hijo pequeño, Padam. Son vecinos de Panlang, una aldea situada en las montañas del distrito de Sindhupalchowk, uno de los más afectados por el terremoto. Panlang quedó seriamente dañada por culpa de los desprendimientos de roca que cayeron de las montañas durante el temblor. Sólo 30 de las 200 personas que vivían en la aldea antes del seísmo continúan allí.



Angalala y Reshem perdieron a su nieto en el terremoto.

#Terremto #Earthqueake #Nepal

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
No hay tags aún.

Copyright © Pablo Cobos. All rights reserved.